Tutsi Pop niega que sus productos contengan alto contenido de plomo

La empresa Tutsi aseguró, a través de un comunicado difundido en sus redes sociales, que sus productos están certificados..

Tutsi Pop niega que sus productos contengan alto contenido de plomo

DAME CLICK
DAME CLICK
DAME CLICK
DAME CLICK
DAME CLICK

Noticias Yo México.- Un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) reveló que los dulces más consumidos en México, como Rockaleta Diablo, Tiramindo, Ricaleta Chamoy, Tutsi Pop e Indy Marimbas, poseen altas concentraciones de plomo, una situación que afecta la salud y el neurodesarrollo de los niños que los comen.

Ante estas acusaciones, la empresa Tutsi aseguró, a través de un comunicado difundido en sus redes sociales, que sus productos están certificados por análisis realizados por el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco, A.C. (CITAJ). “Tutsi resultó aprobado como producto inocuo, por su casi nulo contenido de plomo (0.005 p.p.m.)”, indicó.

De acuerdo con el articulo llamado “Lead in candy consumed and blood lead levels of children living in Mexico City”, la paleta Tutsi pop contenía 0.13 p.p.m., es decir, que las cifras del reporte no concuerda con las que asegura la empresa que tiene su producto.

El plomo puede afectar el neurodesarrollo

Según el INSP, las altas concentraciones de plomo afectan la salud y el neurodesarrollo de los niños. Marcela Tamayo y Ortiz, doctora en epidemiología ambiental y ocupacional adscrita al Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP, indicó que esta investigación surgió por antecedentes de los años 90 y principios de 2000, cuando estudios de Estados Unidos reportaron concentraciones de plomo en dulces.

Para este estudio, los investigadores preguntaron a madres y niños los dulces que habían consumido en la última semana por medio de un cuestionario; se midieron las concentraciones de plomo en muestras de diferentes marcas de dulces de consumo frecuente en los participantes.

“Les preguntamos qué dulces habían comido en la última semana, por medio de un cuestionario. Encontramos una asociación significativa entre la ingestión de plomo de la semana anterior a través del consumo de dulces y los niveles de plomo en sangre de los niños: de los 20 dulces que nos reportaron como más consumidos analizamos las concentraciones de plomo y detectamos niveles de plomo por encima de lo que ha catalogado como permisible la FDA”, dijo.