Se Fuga Reo del Hospital General “Jesús Kumate Rodríguez”

El oficial que lo custodiaba lo dejó solo y el reo aprovechó ese momento para escapar, dejando las esposas y la bata del hospital en el lugar…

Se Fuga Reo del Hospital General Jesús Kumate Rodríguez

Se Fuga Reo del Hospital General “Jesús Kumate Rodríguez”

http://www.clnconsultoria.com/

Noticias Yo Cancún, Quintana Roo.- Por segunda ocasión en un mismo día se activó el Código Rojo en Cancún, luego de que un reo se fugó del hospital general “Jesús Kumate Rodríguez”, aparentemente por un descuido en el protocolo.

Información extra oficial indica que alrededor de las 21:50 horas del pasado jueves, Tito González Ramos, alias (a) Tito, escapó de la patrulla en la que era resguardado por un policía municipal mientras aguardaba, al parecer la salida de otro interno que era atendido en el nosocomio.

Según información no confirmada, poco antes de las 19 horas llegó al hospital la camioneta de traslados de la cárcel de Cancún con dos internos a bordo. Dos hombres esposados de pies y manos González Ramos fue regresado e ingresado a la patrulla que los escoltaba.

En un momento, el reo salió corriendo de la patrulla, sin esposas y corrió entre las calles que rodean el nosocomio, de inmediato salió el policía municipal que estaba a cargo de su resguardo, pero no logró detenerlo. Por segunda vez en el mismo día se activó el código rojo, y se montó un operativo de búsqueda.

Tito González , quien vestía una bermuda verde, playera blanca, sin tatuajes y rapado, fue fichado el 21 de junio del 2013 por el delito de violación.

Esta fuga se suma a la de otros 10 internos, a principios de semana, que también activó el código rojo, aunque finalmente durante la noche de ayer jueves dos reos fueron reingresados luego de su recaptura en Yucatán.

Ayer mismo, al medio día se activó el código rojo cuando dos desconocidos rafaguearon la camioneta en que viajaba el Director del Gobierno estatal Isaías Capelini Lizárraga junto con su escolta Ángel Casillas Méndez, ambos fallecieron en el lugar.

Por: lajornada.unam.mx