Piden Justicia Familiares y Vecinos | Caso Margarita

Familiares y vecinos de Margarita, la joven de 23 años que fue asesinada en un paraje de la Región 218 hace una semana, marcharon de Malecón Tajamar al Palacio municipal, la tarde de hoy, para exigir el esclarecimiento de ese y de todos los feminicidios registrados en Cancún…

Piden Justicia Familiares y Vecinos Caso Margarita

Piden Justicia Familiares y Vecinos | Caso Margarita

http://www.yocancun.com/colegio-miramar/

Noticias Yo Cancún, QUintana Roo.- Familiares y vecinos de Margarita, la joven de 23 años que fue asesinada en un paraje de la Región 218 hace una semana, marcharon de Malecón Tajamar al Palacio municipal, la tarde de hoy, para exigir el esclarecimiento de ese y de todos los feminicidios registrados en Cancún.

La madre, hermanas, la pareja sentimental de la víctima, acompañados por vecinos y amigos, salieron con cartulinas para pedirle al alcalde, Paul Carrillo, que dote de alumbrado público y seguridad a la zona, en cuya vereda asesinaron también a la universitaria Karen, el 27 de octubre del 2015.

Ningún funcionario recibió a la familia; sólo una empleada les comunicó que a las 16 horas “no se encontraba nadie” que pudiera atenderles y les pidieron comunicarse mañana para “sacar una cita”.

“Venimos a pedir justicia y que agarren al responsable que le hizo eso a mi hermanita y que no se quede impune, y que no haya otra mujer asesinada.

“Por donde le pasó eso a mi hermanita está muy oscuro y hay monte. La zona es muy insegura, por ahí pasó lo de la difunta, Karen”, dijo la hermana de Margarita, María de Lourdes, quien vio a la joven por última vez a las 17 horas del domingo en que fue asesinada.

Desde el crimen de Karen –de 19 años- las autoridades se comprometieron a colocar vigilancia en la zona, limpiar el terreno baldío e introducir luminarias, pero nada de eso ocurrió, coincidieron familiares y vecinos de Margarita, una joven más que es atacada en ese sitio.

“Ya no más Cancún de luto”, “Queremos justicia para Margarita”, “Queremos justicia para todas las mujeres asesinadas”, “#Ni una menos”, “¿cuántas mujeres faltan para que hagan justicia?”, “cuántas muertas más para Cancún”, se leía en las pancartas de colores, elaboradas a mano por las y los participantes.

Dentro del grupo que se manifestó hoy, había varias adolescentes que expresaron sentirse inseguras de salir a la calle, por temor a ser agredidas sexualmente y luego asesinadas.

“Nos sentimos inseguras. Ya no podemos ni salir a comprar a la esquina, porque no sabemos qué nos va a pasar”, comentó una adolescente.

Presente en el lugar, Teresa Carmona, del movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad e integrante del colectivo “Ni una Menos”, lamentó el poco acompañamiento de la sociedad hacia los familiares, amigos y vecinos de la joven víctima, ante un evento tan dramático que toca a toda la sociedad.

El antecedente

La noche del domingo 24 de julio, Margarita –descrita por familiares y amigos como una joven tranquila, ama de casa, de carácter alegre- se encontraba con su pareja, Francisco Santiago García y la hija de ambos, de dos años de edad.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Santiago García narró que la chica salió del domicilio a las 22:15 horas a comprar pañales y leche en una farmacia YZA, localizada cerca de las viviendas. Dejó su celular en casa.

La joven hizo sus compras e incluso le alcanzó para una galleta, según el ticket emitido por la farmacia. Salió del establecimiento cerca de las 22:45 horas y en el trayecto fue atacada.

Al ver que no regresaba, Francisco creyó que su compañera habría ido a ver a su hermana, porque Margarita ya no volvió.

Al día siguiente, en las noticias de la radio, la familia y los vecinos, se enteraron que el cuerpo desnudo de una joven desconocida fue hallado por autoridades ministeriales; que la víctima había sido golpeada, presuntamente agredida sexualmente y asesinada.

Francisco salió a buscar a Margarita. Un vecino, que pasó montado sobre una bicicleta le avisó que habían encontrado a “una muchacha tirada”. Acudió a donde le dijeron que estaban los policías ministeriales, pidió ver el cuerpo para saber si era su pareja y la identificó.

“No sé qué pensar. En la calle donde vivimos y en la zona, hay muchos perros y ninguno ladró; hay gente viviendo enfrente y qué casualidad que nadie escuchó los gritos; desconfío hasta de ellos.

“Con lo ocurrido no puedo estar en paz, no puedo descansar, no quiero comer, pero voy a salir adelante por la niña, le voy a echar ganas, pero esto no se puede quedar así; eso no se le hace a una dama”, manifestó el joven, quien hace poco pudo colocarse como cocinero en un restaurant, pues estaba desempleado y se dedicaba a lavar autos.

El cuerpo de Margarita fue encontrado sobre la avenida ChacMool, en un área verde que es usada como una suerte de “vivero”, en donde se colocan plantas. Francisco refiere que el sitio es atendido sólo por hombres y que ellos le dijeron que vieron a un sujeto corriendo por ahí, a las ocho horas del 25 de julio, “pero a esa hora estaban ya la Cruz Roja y los judiciales, ni modo que nadie más lo haya visto.

“Yo nunca imaginé que le pasara eso a ella. Como otras veces me dejaba a la niña y se iba, no se me hizo raro que no volviera, pero pues… ni me la creo todavía, no puedo estar en paz (…) la forma en que la mataron a ella fue la misma que a la otra muchacha (Karen) y no hacen nada”, manifestó.

En la Fiscalía General, le dijeron a los familiares que las investigaciones del crimen “van pa’largo”, añadió María de Lourdes, quien asegura que su hermana fue víctima de Feminicidio.

“No fue un asesinato; la hicieron sufrir mucho, con un odio hacia la mujer; por eso tenemos que pedir que se castigue como un feminicidio, porque no sólo fue un asesinato”, insistió.

Hasta junio, activistas contabilizaban 14 mujeres asesinadas en Quintana Roo. La cifra se incrementó en julio a casi 20.

El cuatro de ese mes, mataron a una mesera en Playa del Carmen; su ex pareja le clavó un cuchillo que le perforó el pulmón. Al día siguiente en Cancún, en el fraccionamiento Ciudad Natura, en Cancún, fue asesinada una joven de 25 años y su hijo de cinco; la Fiscalía detuvo a la pareja de la mujer y lo presentó como probable responsable.

El 11 de julio el cuerpo de una mujer –quien al parecer se encontraba afectada de sus facultades mentales- apareció en un área verde de la colonia irregular El Pedregal. Se especuló que fue agredida y asesinada, pero el la versión oficial señaló que murió por deshidratación severa y desnutrición en segundo grado.

El 23 de julio, fue asesinada en un inmueble ubicado en el fraccionamiento “Mundo Hábitat”, en Playa del Carmen, una joven de 25 años, originaria de Dzilam Bravo, Yucatán.

Por: eluniversal.com.mx