“Niño Verde”, el Hijo Caro de Peña Nieto, para ¿Gobernador de QRoo?

Con sus 47 diputados federales y “dueño” de Cancún, Jorge Emilio ¿a la gubernatura de Q.Roo?…

informador.com.mx

informador.com.mx

“Niño Verde”, el Hijo Caro de Peña Nieto, para ¿Gobernador de QRoo?

https://www.facebook.com/UTplus

Dame Click y recibe hasta un 20% de descuento**

Yo Columnas.- Nada celebrable, los resultados de la jornada electoral del 7 de junio acrecentaron las posibilidades de que Jorge Emilio González Martínez “El Niño Verde” sea en 2016 gobernador de Quintana Roo, de donde ahora es senador aunque nació en la ciudad de México.

Ya se apresta a cobrarle facturas a su amigazo Enrique Peña Nieto, a quien el apoyo del PVEM siempre le sale caro.

Esto daría al traste con la pretensión del actual mandatario priista Roberto Borge Angulo de imponer a su sucesor (Chanito Toledo).

El PVEM (ni es Verde ni es Ecologista ni es de México) rondó el 7% de la votación en los comicios federales y se convirtió en la quinta fuerza política con 47 diputados que, sumados a los 10 del Panal, le dieron mayoría a Peña Nieto en la Cámara Baja. Entre esos dos partidos y el PRI suman 258 curules.

Al margen del repudio casi generalizado contra el Verde, las cifras son frías:

Obtuvo más de 2.7 millones de votos en el país.

Y con 39.758 votos se colocó en Quintana Roo como tercera fuerza, con el 10.6% de los sufragios. (Le ayudó la altísima abstención en la entidad, de 62.5%, la quinta participación más baja de la República).

Ganó Cancún, que era reducto del PRD. El candidato a diputado federal de la alianza PRI-PVEM en el distrito 03, Remberto Estrada Barba (amigo de francachelas del “Niño Verde”) obtuvo el primer lugar con 15.388 votos y mandó al PRD a un lejano sexto lugar.

Jorge Emilio ha sido habilidoso para lograr que su Partido Canalla tenga cada vez más diputados federales desde que en septiembre de 2001 su padre Jorge González Torres le heredó el timón de la franquicia:

En 2003 ganó 17 curules; en 2006 igual número; en 2009 subió a 22; en 2012 fueron 29. ¡Y ahora 47!.

Sí, las cifras son muy frías. A veces indeseables…

Es sabido que, para lograr el avance electoral a nivel nacional en este 2015, el PVEM violentó reiteradamente las leyes con la complicidad de Peña Nieto y el Instituto Nacional Electoral (INE), pero también del tribunal federal y las instancias locales en esa materia.

EL PVEM LE DIO OXÍGENO A PEÑA

Sucios triunfos, todos, los del Partido Verde. Sin embargo le dan oxígeno al presidente de la República cuya imagen está sumamente deteriorada junto con la de su partido, el PRI, lo cual se reflejó ahora en las urnas.

Mucho tiene que agradecerle EPN a González Martínez, quien el 14 de enero pidió licencia como senador, fiel a la estrategia presidencial de fortalecer al PVEM, pues se dedicó de lleno a realizar proselitismo a favor de los candidatos de su partido.

¿Cómo le pagará Peña el apoyo político? Con favores de toda índole que podría incluir la candidatura de una coalición tricolor-verde a la gubernatura quintanarroense.

El “Niño Verde” avejentado (el 16 de abril cumplió 43 años de edad) ha dicho que no aspira… pero los buenos resultados electorales que se los adjudica como dueño de la franquicia familiar que es el PVEM lo habrían engallado.

El Verde ganó (“haiga como haiga sido”) 29 diputaciones de mayoría y 18 plurinominales.

Demostró fuerza en el Sureste del país, pues en la Tercera Circunscripción que abarca 7 estados del Sureste, incluyendo Quintana Roo, obtuvo 8 de las diputaciones “pluris”. Allí, PVEM quedó en tercer lugar superado por PRI y PAN; logró 1 millón 141 mil 491 votos, casi la mitad de los que ganó a nivel nacional.

Ese alto número de sufragios en la región abona a la eventual candidatura gubernamental de Jorge Emilio.

En Cancún, fue particularmente inmoral el PVEM: desde hace dos años empezó a regalar despensas, y a partir de marzo de 2015 intensificó su ilegal promoción que incluyó además vales de medicina, lentes, boletos para el cine, spots en salas cinematográficas, espectaculares callejeros y publicidad en transporte público.

Lo hizo directamente o a través de “fundaciones” como Ángeles Verdes, Niños Verdes, Por amor a México, y Niños Verdes en Cancún.

Varias impugnaciones de los partidos políticos de oposición (PRD y PAN) desenmascararon las ilegalidades del PVEM pero no sirvieron para frenarlo. A pesar de todas las sanciones económicas que le impuso la “autoridad electoral”, el Verde siguió con sus triquiñuelas.

No prosperó la demanda opositora de que las instancias electorales declarasen inelegible la fórmula que encabezó Remberto Estrada y que tuvo como suplente al líder de la CROC en Cancún, Mario Machuca Sánchez. La queja fue porque el primero es militante del PVEM y el segundo, del PRI, lo cual va contra las leyes. (Un convenio de coalición ante el INE ordenaba que propietario y suplente fuesen del mismo partido. Pero el 24 de abril el TEPJF decretó “infundada” la querella panista).

“CHANITO” Y SU PADRINO BORGE

Igual de desechables fueron las 140 mil firmas recabadas a nivel nacional en demanda de la cancelación del registro del tramposo Verde.

En cuanto al gobernador Roberto Borge, se ve complicado que pueda heredarle el trono a su delfín José Luis “Chanito” Toledo, a quien acaba de convertir en diputado federal con ese fin.

No sólo el “Niño Verde” es un riesgo para el plan futurista del actual mandatario priista. También lo es la debilidad política e impopularidad del propio Borge, derivadas de su mal gobierno. Su despilfarro, su contratación arbitraria de deuda pública (llega ya a 21 mil millones de pesos) y su talante intolerante y represor contra los disidentes, son algunos de sus puntos negros.

Políticos de oposición y periodistas críticos sufren los latigazos del gobernador. Hay una reciente prueba de sus “guerras sucias”, en este caso contra Lydia Cacho y Pedro Canché

Y por si todo eso fuese poco, se fortalece la versión de que el ex gobernador priista y actual senador Félix González Canto, supuestamente el que realmente manda aún en el estado, habría decidido impulsar “con todo” a su favorito para la gubernatura: Mauricio Góngora Escalante, presidente municipal de Solidaridad (Playa del Carmen).

Por: Carlos Canton Zetina