Manuel Alamilla quiere ser rector y legalmente no puede

¡Obsesión! Y muy fuerte, que incluso lo puede llevar a enloquecer, es la que tiene el Oficial Mayor de Quintana Roo, Manuel Israel Alamilla Ceballos, por ocupar la rectoría de la Universidad de Quintana Roo….

Manuel Alamilla quiere ser rector y legalmente no puede

DAME CLICK
DAME CLICK

 

Noticias Yo Chetumal, Quintana +Roo.- ¡Obsesión! Y muy fuerte, que incluso lo puede llevar a enloquecer, es la que tiene el Oficial Mayor de Quintana Roo, Manuel Israel Alamilla Ceballos, por ocupar la rectoría de la Universidad de Quintana Roo.

La obsesión la trae consigo el Chetumaleño desde hace varios años, incluso ha estado en terna, pero nada. En ésta ocasión Alamilla Ceballos filtró la ¡guajira! idea con sus “cuates” de que ocuparía en breve la rectoría, tras su salida eminente de la Oficialía Mayor, sin pensar que para ello tendría que involucrar al Congreso del Estado, y cambiar la propia Ley que rige a la Universidad, solo de esa forma podría ostentar el cargo que lo obsesiona, enloquece, turba.

¿Por qué?, preguntará usted, pues simplemente porque Manuel Alamilla Ceballos, es miembro de la Junta Directiva de la propia Universidad junto con otras 8 personas, y mire, este cargo universitario, en ley, de carácter honorifico, sentencia que ningún miembro de ella puede ser designado por el Consejo Universitario en cargos de autoridad, incluida la rectoría, se ve y se siente que Manuel Alamilla no ha leído la norma que rige a la máxima casa de estudios, pues desconoce el artículo 8, o una de dos, enloqueció.

El otro candado que tiene, y no lo sabe,  es que hasta dos años después de que termine su nombramiento honorifico, podría ir en busca de su tesoro anhelado, solo así, vaya funcionario. La tiene todas de perder, al menos que los diputados modifiquen la ley universitaria a modo, y eso conociendo a Eduardo Martínez Arcila, presidente de la Gran Comisión del Congreso, no dudo que lo haga, sería otra raya más de desprestigio para el “tigre”.

Vaya, el rumor es tan grande de que Manuel se va de la Oficialía Mayor que ya hasta sustituta tiene, se habla que su posible relevo es la actual titular de la Consejería Jurídica del Gobierno Estatal, Lili Campos Miranda, eso sí puede ser, pues ya no lo quieren dónde está.

Pero vaya necedad del chetumaleño por querer quitar al de Nicolás Bravo, de la rectoría, o sea al maestro Ángel Rivero Palomo, joven que lleva bien el cargo; pero que eso, tiñe de envidia a Alamilla Ceballos.

Y mire, si el cargo de Oficial Mayor le quedó grande a Manuel, pues el de rector le va a quedar nadando. ¡Ubicatex!, sería la receta a su mal.

Solo por mencionar un ejemplo de lo que le digo, está la compra de uniformes a una empresa poblana, la cuestionada subasta de vehículos oficiales y el masivo despido de personal a principios de la actual administración estatal. ¿Quiere más?