Cuatro años de Endeudamiento y Autoritarismo | Borge

A un año de que concluya su administración, Roberto Borge, suma un historial de excesos y abusos, aumento de la deuda, actos de corrupción y violaciones a libertades y a los derechos humanos…

Cuatro años de Endeudamiento y Autoritarismo Borge

Cuatro años de Endeudamiento y Autoritarismo | Borge

https://twitter.com/AlbercaStJohns

Síguenos: @AlbercaStJohns
Dame Click

Noticias Yo Quintana Roo.- A un año de que concluya su administración, Roberto Borge, suma un historial de excesos y abusos, aumento de la deuda, actos de corrupción y violaciones a libertades y a los derechos humanos.

Este 9 de septiembre, Roberto Borge rinde su cuarto informe de gobierno. Al inicio de su administración, cuando presentó su Plan de Desarrollo 2011-2016, ofreció la construcción de un puente de 22 kilómetros en la bahía de Chetumal y otros dos en Punta Cancún y en la laguna Nichupté.

Sin embargo, ninguna de estas obras ha iniciado, y sí, en cambio, la deuda pública se ha duplicado. Con Borge, Quintana Roo se convirtió en el estado con la mayor deuda per cápita del país.

La deuda total de largo plazo de Quintana Roo alcanzó los 19 mil 621 millones de pesos con 13 préstamos, frente a los 10 mil 500 millones de pesos que dejó el exgobernador Félix González Canto, de acuerdo con el último reporte de calificadora financiera Standard & Poor’s publicado el pasado 15 de julio y con corte al 31 de marzo de 2015.

Ante la elevada deuda de la entidad, los bancos acreedores establecieron una serie de condicionantes para aceptar la restructuración de los pasivos bancarios de la entidad, que se concretó en 2014.

Entre otros puntos, obligó a un plan de austeridad, que implicó el despido de tres mil burócratas, en su mayoría de Chetumal, la capital del estado, y limitar la deuda a largo plazo hasta 20 mil millones de pesos.

La calificadora señala que el gobierno de Quintana Roo tiene una deuda con proveedores por dos mil 286 millones, que “sigue siendo alta y podría presionar la liquidez del estado en los próximos años”.

La calificadora evaluó diferentes indicadores económicos del estado y, de entrada, establece que la administración financiera de Quintana Roo es “débil”.

Standard & Poor’s considera que la economía de la entidad es “relativamente débil” por la elevada concentración en el sector turístico.

Más de la mitad de la deuda que ha contraído Borge fue en 2013, año electoral para Quintana Roo, cuando el PRI ganó en los 10 municipios y obtuvo el control absoluto del Poder Legislativo.

De acuerdo con la calificadora Fitch Ratings, del 31 de diciembre de 2012 al 31 de diciembre de 2013, la deuda pública del estado se incrementó en cinco mil 006 millones de pesos.

Fitch Ratings precisó que en diciembre 2013 la deuda estatal ascendía a 10 mil 871 millones de pesos y al 31 de diciembre de 2013 subió a 15 mil 977 millones de pesos, con lo que en un año se incrementó en 45.6 por ciento.

El recurso de Roberto Borge de recurrir a créditos bancarios se ha replicado en casi todos los ayuntamientos del estado.

En Cozumel, el actual alcalde, Fredy Marrufo, incrementó la deuda de esta demarcación a 691 millones de pesos y en Solidaridad (Playa del Carmen), el Edil Mauricio Góngora, también del PRI, a 817 millones.

Municipios que jamás habían recurrido a créditos bancarios también pidieron préstamos , entre ellos Isla Mujeres y Lázaro Cárdenas, donde se ubica la isla de Holbox, por 10 millones 500 mil pesos y ocho millones, respectivamente.

Frente a la crisis económica, el gobernador Roberto Borge no escatima en los gastos de sus servicios personales y difusión de su imagen.

En el Presupuesto de Egresos de 2015, con el apoyo del PRI, PVEM y Panal, el gobernador determinó aumentar de 75 millones 100 mil pesos a 80 millones 644 mil pesos el presupuesto de los Órganos Administrativos Desconcentrados del Despacho del Ejecutivo.

Dentro de estos Órganos del Ejecutivo, la Unidad del Vocero pasó 33 millones 083 mil pesos a 34 millones 496 mil pesos.

La Secretaría de Gobierno tuvo un aumento de casi 41 millones de pesos, al pasar 115 millones 133 mil pesos a 155 millones 836 mil pesos.

En contraste, la Secretaria de Infraestructura y Transporte (Sintra) tuvo una reducción de 16 millones de pesos, al pasar de 119 millones 232 mil a 102 millones 982 mil pesos.

En el mismo tono, La Universidad del Caribe, que se ubica en Cancún, enfrenta recortes por segundo año consecutivo, y pasará de 108 millones a 105 millones 032 mil pesos.

Autoritarismo

Amén de la quiebra financiera que deja Roberto Borge, su administración se ha caracterizado por la persecución política. “Quintana Roo es una dictadura”, señala la exdiputada perredista Graciela Saldaña.

Y precisa: “Roberto Borge tiene muchas similitudes con Javier Duarte, de Veracruz, a los que la ley que más les gusta es la ‘Ley de del Garrote’”.

A partir de que PRI, PAN y Panal tienen 19 de los 25 diputados, Borge Angulo impuso leyes para impedir las marchas y manifestaciones en las calles y para restringir la labor de los periodistas.

Ha reprimido violetamente y perseguido maestros e indígenas mayas que se atrevieron a protestar en las calles.

El 14 de octubre de 2013, Granaderos arrestaron a 58 maestros durante un operativo para dispersar a docentes que protestaban frente al palacio municipal de Benito Juárez (Cancún) contra la reforma educativa.

Días después, la tarde del 19 de octubre, Granaderos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) arremetieron contra padres de familia y maestros que bloquearon la carretera Chetumal-Escárcega (Campeche), a la altura de la comunidad de Nicolás Bravo, a 71 kilómetros de la capital del estado, con un saldo de seis lesionados y 10 detenidos.

Un año después, el 19 de agosto de 2014, granaderos desalojaron violentamente a unas 150 personas que se manifestaban frente a las oficinas de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), tras dos semanas de protestas por el incremento de tarifas de la paraestatal y la colocación de medidores.

En el operativo fueron detenidos alrededor de 40 manifestantes, incluidas personas ajenas a la protesta que sólo tomaron fotos y videos de la ofensiva de los granaderos contra los activistas.

Días antes, los líderes de ese movimiento, Alfredo Esquivel y Cab y Teresita Brito Piña, dirigentes del Consejo de Colonias Populares (Cocopo) de Felipe Carrillo Puerto, fueron detenidos bajo cargos de sabotaje por el bloqueo de las oficinas administrativas de CAPA, y salieron libres el pasado 5 de mayo, mediante un amparo.

Esta represión fue cubierta y documentada por el periodista y activista maya, Pedro Canché Herrera, quien tras el desalojo violento del parque principal de Felipe Carrillo Puerto, divulgó un video en el que cuestionó el actuar del gobernador.

Días después, el 30 de agosto, Pedro Canché fue detenido frente a la gasolinería del centro de Felipe Carrillo, bajo cargos de sabotaje.

Organizaciones de defensa de los derechos humanos documentaron la tortura de la que fue víctima Pedro Canché en los primeros días que estivo en la cárcel municipal de Felipe Carrillo Puerto.

Mediante un amparo de un tribunal colegiado, Canché obtuvo su libertad nueve mes más tarde; la Comisión Nacional de Derechos Humamos emitió recomendaciones al gobernador Roberto Borge, al presidente del tribunal Superior de Justicia, Fidel Villanueva y al Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto por violaciones a la libertad de expresión, a la seguridad jurídica y a la integridad personal cometidas en agravio del comunicador maya.

Sin embargo, los abusos del gobernador contra opositores políticos, líderes sociales y periodistas independientes se refuerzan con campañas de desprestigio en medios bajo el control de la administración estatal.

“A través de ejércitos de ‘troles’ y ‘bots’, el gobernador ha emprendido campañas de difamación contra quienes opinamos diferente”, acusa la exdiputada Saldaña.

Lamenta que a pesar de que los excesos del gobernador han sido denunciados ante la Procuraduría General de la República (PGR), la CNDH y hasta en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), el presidente Enrique Peña Nieto “sigue solapando” a Roberto Borge.

El expresidente municipal de Benito Juárez (Cancún), Julián Ricalde Magaña, señala que el gobernador se apoderó también del PRD, que había sido el principal partido de oposición.

El experredista afirmó que el gobernador carece de contrapesos y ha convertido la infamia en una forma de hacer política. “No hay ninguna obra relevante. Su tan repetido discurso del turismo no se ha traducido en desarrollo”, sostiene.

La exdiputada Saldaña señala que Borge ha cooptado a la oposición local, hasta a Morena, partido en el que impuso como su candidato a gobernador a José Luis Pech Varguez, que forma parte de su grupo político.

“Su única preocupación es quién va ser sucesor. Está preocupado quien le cuida sus espaldas”, afirma la perredista.

El pasado 19 de agosto, en su cuenta de Twitter, Borge promocionó a sus seis candidatos a sucederlo. En su lista no incluyó el subsecretario de Turismo, Carlos Joaquín González, hermano del actual secretario de Energía del gobierno federal, Pedro Joaquín Coldwell, ni al senador con licencia del PVEM Jorge Emilio González Martínez “El Niño Verde”.

Los precandidatos que promovió en una fotografía son: el diputado federal, José Luis ‘Chanito’ Toledo Medina, el alcalde de Chetumal, Eduardo Espinosa Abuxpaqui; el secretario de Gobierno, Gabriel Mendicuti Loría; el presidente municipal de Playa del Carmen, Mauricio Góngora Escalante; el edil de Cancún, Paul Carrillo de Cáceres, y el presidente estatal del PRI, Raymundo King de la Rosa.

Para el senador panista Daniel Ávila Ruiz, el principal acto de corrupción en que Borge está implicado es el proyecto Dragon Mart, al extremo de que La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) se vio obligado a clausurarlo.

Otro escándalo en el que Borge estuvo involucrado fue el otorgamiento de manera directa de las concesiones del servicio de agua potable, saneamiento y alcantarillado a la empresa Desarrollos Hidráulicos de Cancún (DHC)-Aguakán hasta el año 2053, en las ciudades de Playa del Carmen, Isla Mujeres y Cancún.

El senador Ávila Ruiz resume al gobierno de Borge: “Es una calamidad para todos los quintanarroenses. Lo digo con conocimiento de causa”. Y subraya: “Bendito Dios que ya sólo le falta un año”.

Por: proceso.com.mx